2013-11-28

UNA CANCIÓN A WEI CHENG

 
Las lluvias matutinas de Wei Cheng
humedecen el polvo volandero.
En la casa de los huéspedes
los brotes del sauce se mantienen verdes.
Déjame pedirte que bebas conmigo
una copa más de vino:
Cuando llegues al oeste del Paso Yang
ya no podrías encontrar a los viejos amigos.
 
 
Wang Wei