2013-12-20

GRABADO EN LOS MUROS DE UNA ESTAFETA

 
En el décimo mes los patos salvajes
vuelan hacia el sur,
llevan su migración hasta muy lejos
y luego regresan.
Pero mis viajes
jamás tienen fin.
¿Cuándo vendrá el día
en que me quede en mi hogar?
Ahora, el caudal del río ha descendido
y está silencioso.
El bosque se sumerge, oscuro y confuso,
en las emanaciones
de los pantanos.
Mañana, al amanecer, cuando
desde la cima del paso dirija
la mirada hacia el hogar,
me gustaría ver los ciruelos en flor
a lo largo de los embalses.
 
 
Sun Zhiwen