2006-01-05

CUANTO MAS PEQUEÑO ME HAGO, MAS GRANDE ES EL MUNDO


Si hay algo que el ser humano necesita tanto
como el agua y el alimento, ésto es transformar el mundo que le rodea.

Transformarlo fisicamente, claro, esto ya lo sabemos todos. no, no me refiero a eso.Me refiero a otra cosa casi más importante. Transformar nuestra visión del mundo.

El hombre es un ser incompleto. El hombre nace con una gran falta de recursos fisicos para adaptarse al mundo. Necesita de cuidados durante al menos 7 años hasta que puede
valerse por si mismo para las cosas mas basicas. y pasan hasta 15 para obtener un dominio basico de la cultura que le rodea ( al menos así lo establece el sistema educativo obligatorio).

El hombre es un ser cultural ( un animal simbólico ).Compensa su falta de adaptabilidad al medio ambiente con habilidades que va aprendiendo de la cultura donde ha nacido. No es menos importante aprender las normas sociales que posibilitan la convivencia en comunidades de miles o millones de individuos. Sin las herramientas sociales y de adaptacion al medio que aprende gracias a la tradicion cultural de su comunidad, sería imposible mantener estables ( no ya en paz ) ni siquiera comunidades pequeñas de cazadores recolectores. El hombre transforma su vision del mundo mediante éstas herramientas culturales. Cada cultura desarrolla creencias, costumbres, leyes de parentesco, modos de alimentarse, relaciones con el medio ambiente, formas de amistad, de hospitalidad,sistemas politicos.....etc,etc...distintos en cada parte del globo. Cada sociedad construye una realidad distinta en sus limites geográficos. Las llamamos construcciones culturales. No hay unas construcciones mas dignas de consideracion que otras, mas autenticas o verdaderas, simplemente son distintas y se adaptan a su manera al medio ambiente o a otros factores.

por tanto las visiones del mundo son distintas. por tanto que un frances católico rece a Dios o a la virgen o que un santero brasileño invoque a los orishas significa que se ha transformado culturalmente la vision que estos hombres tenian del mundo antes de aprender a invocar a sus dioses respectivos. han aprendido a creer determinadas cosas.

La cosa no acaba con el aprendizaje cultural. Necesitamos seguir transformando nuestras concepciones del mundo, nuestras visiones del mundo. enriquecernos con nuevas perpectivas del mundo, con nuevas sensaciones.
Aprender a esquiar nos da una visión del mundo que antes no teníamos: la de ver el mundo deslizarse ante nosotros a una velocidad vertiginosa, con el viento helado en la cara, y un blanco refulgente del entorno nevado grabandose en la retina y en nuestras neuronas. sin duda una vision del mundo fascinante y nueva.

Una de las formas mas antiguas que tiene el hombre de dar un vuelco a la percepcion del mundo, y una de las mas extendidas, es tomar sustancias quimicas psico-activas. son tan cotidianas que muchas pasan inadvertidas. El tabaco, el hashis, otras mas duras como las anfetaminas,el alcohol, la coca, la heroina, el LSD, otras recetadas por los medicos, los antidepresivos.... la lista sería interminable.
Todas estas substancias transforman momentaneamente la vision del mundo que manejamos habitualmente. Y lo hacen de una manera espectacular, tanto, que a veces el individuo necesita repetir esa nueva vision del mundo de manera frecuente, para sentirse bien.
Otra de las formas mas habitueles del hombre para transformar su percepcion del mundo es el arte. El arte cambia nuestra percepcion del mundo de manera tan eficiente como las drogas, sin el inconveniente de la adiccion y los problemas de salud que las estas generan.
no hay mas que asistir a una obra de teatro para viajar a traves del tiempo y empaparse de las experiencias de los personajes. El arte nos transporta a otros mundos, a otras culturas, en un viaje alucinante (psique: mente; delos: hacer visible; psicodelico : hacer visibles aspectos de la mente( y del mundo) que estaban ocultos ).
al igual que las drogas, el arte actúa directamente sobre la percepción y sobre la mente. Para alguien que sepa contemplar la pintura, no es raro que sienta ante algunas obras, cómo la respiracion se le entrecorta, y siente una emoción muy especial, indescriptible, tan fuerte o mas que las producidas por las drogas. llegar a saber apreciar las obras de arte requiere dedicarle tiempo y mucho interes. no es algo que se adquiera pagando algo de dinero al camello de la esquina, (algo que no requiere especial habilidad), es una labor que requiere años de aprendizaje, de lectura y de visitas a los lugares donde se ofrece arte en directo ( y muchas veces gratis ) .

Yo personalmente, y vistas las consecuencias desastrosas que he visto provocar a las drogas, prefiero transformar mis visiones del mundo a traves del arte. Realmente no necesito tomar LSD para ver como cambian los colores del mundo y sumergirme en un viaje al interior de la mente, prefiero ver a Matthew Barney o a Dario Urzai. No necesito el alcohol para sentirme eufórico y ver como el mundo se transforma en una borrosa borrachera de luces . prefiero ver a Monet o a los cubistas. no necesito las anfetaminas para creer que tengo todo controlado objetivamente y la mente clara como un cristal. prefiero ver a los Becher o a Langlads & Bell.
No necesito la cocaina para que el mundo se transforme en algo algodonoso y agradable. prefiero ver a Alma Tadema .Realmente no necesito el hashis para ver como el mundo se transforma en vibrantes colores y en un asombro constante por todo lo percibido. Prefiero ver el arte aborigen de cualquier parte del mundo.

Esto no es un manifiesto en contra de las drogas, que como ya he dicho, es una de las formas más comunes de satisfacer la necesidad humana de transformar las visiones del mundo, de transformar al hombre desde dentro, de construir la realidad, tanto perceptiva como social.
Pero sí quiero reivindicar el derecho del hombre a soñar su mundo, a construir y transformar su percepcion de forma libre, y que tenga la oportunidad de hacerlo por si mismo, sin tener que hacer negocio con la mafia o con el estado.

Yo hace tiempo que descubrí el fascinante campo de juegos y de sueños que es el arte, y algo tan simple como comprarse un microscopio y una camara digital, y fotografiar cualquier fragmento cotidiano de nuestro alrededor, por insignificante que parezca, ha abierto a mi vision nuevos mundos insospechados. un petalo de flor, una mosca muerta, un hongo, un palito de la calle, de repente nos enseñan que, como decía Dalí, sin duda existen otros mundos, pero están en el nuestro.




















2 comentarios:

Beno von Archimboldi dijo...

Se agradecen los consejos, le vienen bien a alguno que conozco. Siempre nos queda mucho por aprender y a veces uno no acierta a ver toda la belleza que se esconde en este mundo. Trataremos pues de transformar esa realidad de otras amenas mas sanas para el cuerpo y para la mente...

como escribir blogs tan bellos y necesarios como éste.

nos vemos

EBartworks dijo...

muchas gracias arcimboldi, por leer y comentar este articulo.
yo he aprendido a cuidarme a base de magnificos errores. pero tal y como digo en el post, se trata de transformar nuestra vision del mundo, ser conscientes de que las cosas que hacemos, nuestros errores y aciertos, son construcciones que nos han enseñado . si eres consciente de que tu vision del mundo, tus actos, te los ha construido alguien ( la propia cultura y sus individuos ) también te das cuenta de que puedes cambiarla por otras construcciones que te sean mas utiles. las ideas sobre el mundo de cuando tenias 18 años puede que a los 40 ya no te sean utiles.
¿ por que no cambiarlas ?. pero esto solo son ideas... cada uno tiene las suyas propias. solo le deseo a brindavino que se mejore
y que haga lo que crea conveniente